Crónica de un final anunciado

La Asociación de Profesionales de la Dirección Escénica Argentina frente a la suspensión de la programación teatral

El colectivo teatral es uno de los más golpeados. Su economía se redujo a cero. Las salas están cerradas debido al necesario cuidado sanitario. Para los más pesimistas la temporada 2020 de teatro ya finalizó. Con este panorama desalentador muchas asociaciones ligadas al quehacer cultural se están reuniendo virtualmente para discutir, analizar, evaluar y buscar estrategias para el futuro. Por eso la Asociación de Profesionales de la Dirección Escénica Argentina (APDEA), que nucléa a directores y directoras de nuestro país, está trabajando para que el impacto sea lo más leve posible.

En diciembre del 2018 hicieron la presentación formal en el Teatro El Extranjero. También oportunamente se  presentaron en el FIBA 2019/20. Participaron del encuentro ENFOCA 2019 y mantuvieron un encuentro con el actual Ministerio de Cultura de la Nación a quien le entregar un diagnóstico de la situación del sector.

La iniciativa de contar con una asociacion de directores generó entusiasmo en el sector artístico. Cuando Roberto Vega, reconocido pedagogo  en la educación teatral en nuestro país, mostró su carnet de la Asociación de Directores fundada en 1962, la asamblea convocada en el Teatro El Extranjero se reconoció en esa tradición gremial. En aquellos años el  presidente era Armando Discépolo y como secretario estaba Pedro Asquini. La Asociación funcionó hasta el inicio la dictadura del año 1976. APDEA viene, con mucho esfuerzo, trabajando para que, entre otras cosas, se reconozca a los directores el derecho de autor por las puestas en escena.

Con Fervor dialogó con el Presidente de la Comisión Directiva de APDEA: el director, docente, médico psiquiatra y psicoanalista Alfredo Martin.

Fervor: ¿Cuándo empezaron a reunirse?

Alfredo Martin: Las primeras reuniones comenzaron a mediados del 2018. Un grupo de directoras y directores nos reunimos periódicamente para pensar colectivamente y darle forma a una asociación que  nos representara, intento que ya se había propuesto antes, pero sin suerte. Desde entonces se empezó a trabajar en forma ininterrumpida, poniéndole el cuerpo a esta iniciativa. Al principio éramos veinte o treinta, a veces menos, pero seguimos adelante.

F: ¿Cuál es la forma que tienen de trabajar?

M: El perfil de la asociación desde el inicio es asambleario y democrático. Con un espíritu inclusivo y de alcance federal.

Hay una comisión directiva elegida en asamblea, integrada por presidente, secretario, tesorera, vocales titulares y presentes, más un órgano fiscalizador de tres miembros que trabaja en relación directa con los referentes de las distintas comisiones y se rige por las asambleas.

Dichas comisiones son: Cultura; Comunicaciones, Género y Diversidad, Finanzas, Objetivos y Fundamentos, Articulación y Extensión, y Derechos de Puesta. Las mismas se reúnen a trabajar y proponen sus temas y proyectos ante las asambleas. Una vez aprobados tienen autonomía para resolverlos y llevarlos adelante.

Las asambleas periódicas y presenciales, se realizan actualmente en forma mensual, en diferentes salas o en nuestra sede de CABA. Al principio nos ocupábamos de ver cómo nos conformábamos como asociación civil, discutiendo y armando el estatuto, conformando las comisiones. Reflexionábamos sobre la singularidad de nuestra práctica, generalmente llevada a cabo en forma individualista y superpuesta a otras tareas de gestión y producción. Nos propusimos generar actividades que le dieran visibilidad a este colectivo de profesionales de la dirección escénica, favoreciendo el encuentro, el debate con las instituciones del sector y con la comunidad teatral.

F: ¿Cuántos integran actualmente la Asociación?

M: Actualmente APDEA no cuenta con socios formales, sino que agrupa a casi 400 directoras y directores de todo el país, que se hallan en contacto con nosotros a través de mails y de nuestra página web. Ellos reciben periódicamente un informe de lo resuelto en las asambleas de la Asociación.

F: ¿Ya tienen personería jurídica?

M:La inscripción en la IGJ se realizó a fines del año pasado (2019) y desde esa fecha estamos esperando que nos otorguen la personería jurídica. Sabemos que esto puede llevar entre seis meses y quizás más de un año. Ojalá que sea pronto. A pesar de esto, desde el principio nuestra actividad ha sido profusa y diversa y estamos en pleno contacto e intercambio con los diversos referentes del campo escénico y artístico: Ministerio de Cultura, INT, Proteatro, CCK escénicas, UNA y otras.

F: ¿Cuáles son los puntos más relevantes del estatuto de APDEA?

M: Contribuir a la protección, gestión y defensa de los intereses y derechos de quienes dirigen obras escénicas en general y teatrales en particular, ante personas, sociedades y organizaciones públicas y privadas, tanto nacionales como extranjeras. Como así también contribuir a la concientización sobre la importancia  de proteger legalmente los derechos de puesta de quien dirige, generando vínculos entre reflexiones teóricas y prácticas específicas de la disciplina. Impulsar el intercambio entre a los diferentes actores vinculados a la dirección escénica; estimular la creación de nuevas fuentes de trabajo para quienes dirigen obras escénicas en general y teatrales en particular

Foto: gentileza de APDEA.

F: ¿Qué estratégicas están pensando para contrarrestar la crisis por la pandemia?

M: Estamos efectuando un Censo de emergencia, a través de nuestra página web, a través del cual vamos a tener idea del impacto de esta pandemia en nuestra actividad. Dicho censo permite el ingreso de aquellas obras que han sido afectadas por esta situación extraordinaria, de emergencia sanitaria, donde se han suspendido la totalidad de las actividades artísticas, ya sea funciones en curso, giras, estrenos, ensayos. Esto afecta directamente a numeroso grupos, incluyendo a directoras y directores, asistentes de dirección, actrices y actores, además de aquellos otros rubros artísticos técnicos que dependen de ellos.

Nuestra actividad artística independiente posee un funcionamiento no formal, ya que los ingresos son producto de un borderó, de un  porcentaje que se deduce de la recaudación de taquilla. En este contexto las medidas de suspensión de actividades, (fundamentales desde el punto de vista sanitario) se toman en medio de un estado de precarización preexistente, lo que nos deja sin recursos para afrontar nuestras economías.

Por otro lado nos hemos contactado con las distintas autoridades del gobierno e instituciones del área, como INT, Proteatro con el fin de hacerles saber de este emprendimiento y solicitarles su ayuda. En cuanto tengamos nuestras conclusiones vamos a presentar el informe correspondiente para ver cuáles serían las vías y formas para obtener dicha ayuda.

F: ¿Cuántas obras tienen registradas que se han suspendido?

M: Hasta ahora la convocatoria al Censo de emergencia ha tenido una feliz acogida, y ya se hallan censadas 490 obras de teatro, afectadas por esta difícil situación. No solo por suspensión de funciones, sino por giras que no se llevaron a cabo, o estrenos levantados con ensayos suspendidos también.

Para contactarse con APDEA se debe escribir a: contactoapdea@gmail.com


Christian Forteza es docente, investigador y director de teatro. Integrante de la Dirección Artística del Centro Cultural de la Cooperación.

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *